Dark Temptation
Bienvenido seas humano perdido en la oscuridad…o inmortal regresando a tu hogar.

Regístrate o conéctate y todo nuestro foro se abrirá para ti, descargas, rol, información que jamás antes pensaste encontrar TODO eso y mucho más será tuyo con solo llenar un pequeño formulario, ni siquiera pediremos tu alma a cambio... pero esta es una oferta limitada así que apresúrate antes de que espire…


Isabella Stweart.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Isabella Stweart.

Mensaje por Isabella Stweart el Vie Sep 11, 2009 8:02 am


Nombre:
Isabella Stweart.

Raza:
Dark-Hunter

Edad: Aparenta 19, en realidad tendría algo como 2197 años.

Apariencia: Largo cabello oscuro y liso cayendo hasta su cintura, su tez es blanca contrastando notablemente con su pelo, unos ojos color miel que parecían brillar en la noche. Es alta y delgada, sus largos y ágiles brazos al moverse parecen una danza. Siempre vestía de colores oscuros, una minifalda negra de cuero que acentuaba sus firmes piernas, una fina polera blanca que dejaba expuesto parte de sus pechos, unos suspensores para darle estilo de rudeza a su tenida, guantes y botas negras de cuero. También usaba una cinta roja atada a su brazo para recordar a su antigua aldea. Al haber bastante frío utilizaría una chaqueta de cuero negra.



Armas: Cuchillos retractiles en los guantes, y botas con cuchillas también. ¿Su poder? Piroquinesis.

Historia: En una pequeña aldea a las afueras de Grecia, alrededor del año 169 AC. Isabella y su familia vivían tranquilamente. Hasta que un día pasó algo que cambió su existencia para siempre. Ella estaba jugando con su hermana pequeña en el patio, le encantaba compartir su tiempo libre con Anne, la niñita de rizos oscuros que siempre le alegraba el día con su inocencia, que no daría ella por no entender lo que eran las guerras de ese tiempo. Mientras corrían y jugueteaban en el barro, Isabella escuchó gritos viniendo de adentro de la casa. Un mal presentimiento atravesó sus pensamientos, pero antes de hacer cualquiercosa, escondió a su hermana en una bodega, atrás de las huertas donde jugaban. Corrió hacia la casa, al ver lo que estaba tendido en el piso lanzó un grito
que debe haberse escuchado hasta afuera, alertando a los soldados romanos, con su grito hizo que volvieran.
- Ah muchacha, que haces aquí tan solita – Dijo un soldado acercándose a ella.
- ¿Esa puta tirada allí era tu madre? – Habló el segundo soldado, mirando hacia el cadáver.
Isabella solo atinó a acunar el cuerpo de su madre, y tocar la fría mano de su padre yaciendo al lado. Esto no tenia que estar pasando, no se lo merecían, ella tampoco lo merecía, ¿qué iba a ser de su hermana pequeña?, acordándose de ella se levanto y corrió hacia el patio, pero un brusco empujón la devolvió adentro de la casa.
- ¿A dónde crees que vas?, ahora que no hay nadie que te defienda ¿vendrás con nosotros cierto?, tendrás que ayudarnos con nuestras necesidades antes de partir. – Dijo bruscamente el soldado, mientras el segundo soldado salía del cuarto, dirigiéndose exactamente a la bodega donde estaba su pequeña hermana.
- ¡NOOO! – Gritó Isabella sin saber que hacer, no podía permitir que algo malo le pasase a su hermanita.
- ¿Qué te pasa niña, acaso tienes miedo? – Dijo mientras la ataba a una silla.
Isabella trababa de escapar, pero no podía, el hombre era mucho mas fuerte que ella, su padre le había enseñado a golpear el entrepiernas, pero esta vez no funcionaria. En menos de un minuto ya estaba amarrada y sin forma de escapar.
De lejos vió volver al otro soldado… con su hermana. Sin saber que hacer, un escalofrío recorrió su espalda, mientras uno de los hombres la obligaba a ver como el otro soldado abusaba del débil y pequeño cuerpo de su hermana, ellos eran animales, no parecían personas racionales, ¿Quién podría hacerle eso a una niña pequeña?
Después de abusar y asesinar a su hermanita, procedieron a soltarle las amarras, ellos discutían si matarla o abusar de ella, al mismo tiempo entra un tercer soldado y sin perder más tiempo la acuchilla. ¿Después de eso?, lo que todos saben, viene Artemisa y hace el trato con ella, pero Isabella no puede vengarse, en vez de eso prefiere ayudar a la gente moribunda en la aldea.
Ahora, ella vive para matar, con sed de sangre, pero siempre amable con los inocentes.

Ciudad actual: Vive en una casa gigante, a 2 Km. de Seattle. Pero la mayoría de las veces está viajando en su moto y frecuentando bares.

Anexos:
Colores de preferencia son el negro, gris, morado y rojo. ¿Transporte? Siempre en motocicleta, no pensar en un aparato en cuatro ruedas. Su comida la mayoría de las veces en locales Express, no tenía tiempo de cocinar algo mejor, pero siempre escogería algo de comida elegante. Ama tratar mal a los hombres, pero si alguien robase su corazón seria una dulce
niña. Siempre usando sarcasmos, es su manera favorita de insultar. Su apariencia es mordaz, pero siempre se muestra amable, cuidado con molestarla, eso si, nadie quiere verla enojada.


PD: Uuuuy!, espero que empecemos el juego lo mas pronto posible, y ojalá que les guste mi personaje, nunca antes he hecho esto, así que si algo hago mal, me avisan please. Me despido. Saludos y adios.
avatar
Isabella Stweart

Un amante de enseuño.

Femenino Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 03/09/2009
Edad : 24
Localización : En un estado paralelo a la sobriedad.

Ficha rol
Raza: Dark Hunter
Puntos de Vida:
1/1  (1/1)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Isabella Stweart.

Mensaje por Artemisa el Vie Sep 11, 2009 8:10 am

Siempre me ah gustado tener gente hermosa en mis Dark Hunters.

Tú ficha ah sido aceptada. Y tú alma ahora es mía.

Bienvenida.
avatar
Artemisa

Femenino Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 25/08/2009

Ficha rol
Raza:
Puntos de Vida:
1/1  (1/1)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.